El duelo, Joseph Conrad

Joseph Conrad
****

El teniente D´Hubert y el teniente Feraud son dos jóvenes oficiales del ejército napoleónico. Un exceso del temperamental Feraud los lleva a una situación de honor de la que ninguno de los dos puede salirse. De allí en más ocurrirá una serie de duelos entre ellos que durará quince años de sus vidas. En el medio avanzan en sus carreras militares y son presa de los sucesos históricos. Conrad debió informarse mucho, presumo, para lograr penetrar de forma tan ilustrativa los pormenores de aquellos días terribles de la caída del Emperador y la Primera Restauración.

El hecho que suscita el malestar entre D´Hubert y Feraud es tan nimio, tan poca cosa, que nadie lo entendería, y ellos lo saben. Por eso, porque no explican lo que les ha sucedido al principio de la disputa, el asunto del duelo adquiere proporciones de mito en el ejército francés, reforzado todo esto por el hecho de que los protagonistas llegan incluso a pelear juntos en una batalla, hombro con hombro contra el enemigo ruso que los persigue, y hombro con hombro (en equipo, diríamos) se salvan. Desde una posible lectura alegórica los dos rivales son símbolos de mundos opuestos. Feraud es impulsivo y antipático. Con un fuerte componente antisocial, nada en él puede catalogarse de normal. Su excepcionalidad es su forma de vivir en el exceso de las pasiones. Un personaje romántico por excelencia. D´Hubert en cambio es la mesura personificada. Buenos gestos hacia su rival, caballerosidad a toda prueba y sensatez, D´Hubert es el clasicismo hecho hombre. Este choque de dos hombres es el choque de dos paradigmas. Lo extraño es que lo haga Conrad, cien años después del choque neoclasicismo-romanticismo y cincuenta años después del choque romanticismo-naturalismo. La novela alterna párrafos extensos con otros bien breves. Dejo sólo un ejemplo en relación a D´Hubert:

El rostro pálido del oficial herido, su voz débil, que aún tenía que usar con cautela, y la cortés dignidad de su tono, causaron gran efecto en sus oyentes. Todas estas circunstancias, al ser difundidas afuera, profundizaron más el misterio que las fanfarronerías del teniente Feraud.

Y otro:

Pero su temperamento norteño. Sentimental aunque cauto y también perspicaz dentro de su modo idealista, frenó su impulso de confesar por entero ese tremendo absurdo. De acuerdo a un precepto de trascendental sabiduría, movió su lengua siete veces dentro de la boca, antes de hablar.

Nota: parece que hay una película, Duelistas, basada en esta novela, con Harvey Keitel y Keith Carradine. Habrá que ver.

Calificación: Muy bueno.
Título original: The duel.
Traducción: Dinorah Chales

Editorial: Ediciones de la Banda Oriental (no es la que figura en la imagen, claro).
ISBN:143827/79

Anuncios

9 comentarios en “El duelo, Joseph Conrad

  1. Conrad, el amigo polaco, está, por lejos, entre mis escritores favoritos. Leerlo es un placer siempre encantador. Leí este libro en mi adolescencia, creo, y lo recuerdo con cariño, como a toda la producción de Joseph. Una novelita breve suya me marcó mucho, quizá porque la leí en el momento justo como para identificarme con ese muchacho inexperto que se enfrentaba a la quietud de los mares de la China: “La línea de sombra”. La editó Banda, hace un tiempo… bah, o sea, Conrad es el autor más editado por Banda, no cabe sorprenderse.

    1. Leo: La única que leí del señor polaco anglificado fue precisamente “La línea de sombra”. Tiene algo prodigioso que muestra lo buen narrador que era el hijo de puta: te tiene ahí agarrado, sin aburrirte, y lo que sucede es… (vayan y lean)

  2. ¿Alguien recuerda también el duelo que hay contrarreloj (porque un tren se va y uno de los duelistas debe irse en él) en uno de los capítulos de “El hombre que fue jueves”, de Chesterton? Es buenísimo.
    Un abrazo.

  3. “Parece que hay un film llamado Duelistas” Parece???? Me extraña, don Peña, está ud hablando del debut de Ridley Scott como director y de una pieza mayor del séptimo arte. No demore mas y descarguela ayer mismo, hagame el favor.

    1. “Los duelistas”, ópera prima de Ridley Scott… luego conocido por Alien 8, Blade Runner (mi favorita), Black Rain (¡hizo actuar bien a Michael Douglas!) y últimamente Black Hawk Down (quítenle la obvia interpretación belicista y queda una excelente película sobre la condición humana), y Gladiador. Supongo que se me escapa alguna importante.
      Ahora la pregunta a los profes de literatura. Existe una versión uruguaya de la novela de Conrad. ¿Quién la escribió y cómo se llama? Ayudita: primera edición 1979.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s