Vida de este chico, Tobías Wolff

Wolff
*****

Vida de este chico es una estupenda novela autobiográfica que Tobías Wolff (Alabama, 1945), publicó en 1989. En la novela se ocupa de una etapa particularmente extraordinaria de su vida, cuando su madre lo llevó con ella a Salt Lake City, huyendo de su pareja, Roy. Más tarde Roy los encontró y ellos volvieron a huir, esta vez a Seattle, para acabar viviendo en Chinook, un pequeño poblado rural, con Dwight, su nuevo padrastro, y Pearl, Skipper y Norma, sus nuevos hermanastros. Allí, Tobías se cambió su nombre a Jack (por su admirado Jack London), y trabajó durante dos años repartiendo periódicos, haciendo lo posible por volverse un chico problema a la vez que se esforzaba por conseguir la categoría Águila en los exploradores.

Con la doble fuerza que domina al que cuenta la propia historia (por un lado, la libertad que da poder desentenderse de la invención de la trama y, por otro, la responsabilidad de no traicionar la verdad para salvaguardarse a sí mismo), Wolff construye un relato poderoso y honesto, donde el hombre (Wolff tenía 44 años cuando publicó la novela), se inclina de forma impiadosa a mirar a ese chico del título, un chico con una dolorosa conciencia de sí mismo y de sus imperfecciones, con la exagerada noción de su culpabilidad y, a su vez, la aceptación de su incapacidad para ser mejor, pese a sus intentos. Vean este fragmento. Tobías tiene que confesarse con el cura. Es su primera confesión:

Pensé en qué debía confesar, pero no podía descomponer mi sensación de estar en falta para analizar sus componentes. Tratar de extraer de allí un pecado concreto era como pescar en un pantano, donde notas el tirón de algo que al principio parece prometedor y luego resistente y por último, imposible, cuando te das cuenta de que has enganchado el fondo, que tienes a todo el planeta en el otro extremo del sedal.

Más allá de que toda la construcción de la novela es notable, hay episodios particulares que alcanzan el nivel de deslumbrantes. Si sólo tuviera que mencionar uno no dudaría, elegiría el terrible pasaje en el cual el protagonista y dos amigos pendencieros roban dos latas de gasolina de la granja de los Welch, para salir por ahí en el auto de uno de ellos, cosa que ni siquiera hacen luego, porque se cansaron demasiado con la caminata. Al otro día, el padre de Chuck –dueño de la granja donde Tobías está quedándose en calidad de refugiado-, está horrorizado. El lector no entiende por qué. Es decir, sí, ha sido un robo estúpido y dañino, pero el espanto del señor Bogle sólo queda claro cuando Chuck y Tobías vuelven a la granja de los Welch para devolver la gasolina y disculparse y ven algo de lo que que no se habían percatado durante su excursión nocturna, la absoluta miseria en la que viven los Welch:

No necesitaba ver las lágrimas en los ojos del señor Welch para saber que había hecho algo vergonzoso. Lo supe cuando entramos en el patio de la granja y vi el lugar a la luz del día. Todo lo que vi después hizo más profundo mi convencimiento. Esta gente no lograba salir adelante. Estaban cerca del abismo, y yo les había empujado un poco más aún. No mucho, pero lo suficiente como para quitarles parte de ese margen. Devolverles la gasolina no alteraba eso. El verdadero daño estaba en que supieran que alguien podía caer sobre ellos en este estado y detenerse a herirles. Hacerles sentirse pequeños y solos. Hacerles saber eso. Ese era el daño que habíamos hecho. Comprendí algo de esto y sentí el resto.

Calificación: Excelente.
Título original: This boy’s life: a memoir
Editorial Santillana, Punto de Lectura 2005
Traducción: Maribel de Juan
ISBN: 84-663-1631-0

Anuncios

3 comentarios en “Vida de este chico, Tobías Wolff

  1. Leo:
    No me cabe la menor duda de que ese pasaje del hurto de la gasolina está notablemente narrado; porque es una de las escenas que recuerdo con mayor nitidez. En la otra está Dwigth pintando un árbol de navidad y la casa entera de blanco. Un enchastre.
    Me alegra y apoyo la calificación que pusiste.
    Un abrazo.

  2. ¡Qué potencia esas citas! Realmente.
    Linda reseña. Sólo una pregunta por pelear nomás: ¿qué dice la crítica: será todo verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s