Antes de que hiele, Henning Mankell

****
Mankell

Es un libro de la serie Wallander, por lo cual podría ser rápidamente clasificado como policial. Las clasificaciones necesitan, para existir y regir, de un conjunto de rasgos que distingan al objeto o la entidad clasificada. En este caso, para entrar en el estante de los policiales, tiene que haber policías y crímenes, si son varios asesinatos mejor todavía. Pero ocurre que la realidad es siempre bastante inasible. Las taxonomías tienen para mí un único encanto y es que generan espacios fronterizos indefinidos que, creo, definir sería iniciar un camino hacia la existencia de un género por libro. Estos esbozos de ideas vienen a raíz de que la primera muerte en este libro fue en la página 102, y de manera metonímica: “Y la mujer cayó en una sombra cuyo fin jamás llegaría a ver.”

El narrador adopta la mayor parte del tiempo el punto de vista de Linda Wallander, la hija del conocido Kurt. Tiene unos treinta años, acaba de hacer su formación para ingresar a la policía y cuenta los días para ingresar al servicio activo en Ystad, en la comisaría de su padre. Es la columna vertebral del relato, donde resulta mucho más relevante la construcción del personaje que la resolución de los crímenes. Se trata de una construcción en dos dimensiones. Una de ellas es al servicio del escritor, que le agrega un matiz a la larga novela que va escribiendo a lo largo de los sucesivos libros de Wallander, la dota de la mirada femenina. La segunda construcción es la de la propia Linda, que no para de analizarse, comparándose consigo misma, con su padre, con su madre, con el abuelo. Es una pieza reflexiva y activa en el universo Wallander, donde el recuerdo es la constante, incluso la referencia, que siempre suena natural, a casos anteriores. Los libros, de ese modo, impulsan a la lectura de sus sucesores. Cada uno de ellos, a su vez, tiene una coherencia poética interna. Este no es la excepción, ya que es una construcción donde dos o tres notas (algunas de las cuales son recurrentes en Mankell) aparecen como columnas del relato con variaciones de tono o intensidad, sinfónicas.

Lo policial es una zanahoria que el lector alcanza y mastica mientras le cuentan una historia mucho más atávica.

Linda comprendió que Anna estaba, en verdad, convencida de que el hombre al que había visto en el ventanal del hotel junto al Triangeln era su padre. Linda se esforzó por recordar lo que le habían enseñado sobre la memoria, sobre los recuerdos de los testigos, sus reconstrucciones y sus invenciones. Pensó en lo que sabía de las descripciones y los ejercicios que, en la Escuela Superior de Policía, habían realizado con el ordenador para aprender a reconstruir un rostro. Cada uno de los alumnos había tenido que manipular una imagen de sí mismo para conseguir el aspecto que tendría veinte años después. Ella vio cómo, de mayor, se parecería más a su padre y quizás, incluso, a su abuelo. “Vamos recorriendo los caminos de nuestros padres y antepasados”, pensó entonces. “En nuestro rostro asoman, a lo largo de nuestra existencia, todos nuestros mayores. Uno puede parecerse a su madre de pequeño y, de mayor, terminar siendo igual que su padre. Cuando ya no reconocemos nuestro propio rostro es porque los antepasados, olvidados hace muchos años, se dejan ver en él.” A Linda le costaba creer que aquel hombre fuese el padre de Anna. Era poco probable que hubiese reconocido a su hija en aquella mujer adulta que no era más que una niña cuando la vio por última vez. A menos que, en secreto, hubiese estado siempre a su lado sin que ella lo supiese.

Calificación: muy bueno

Título original: Innan frosten

Traducción del sueco: Carmen Montes Cano

Editado por Tusquets, colección Maxi, 573 págs.

ISBN: 978-987-1210-68-8

Anuncios

2 comentarios en “Antes de que hiele, Henning Mankell

  1. ¡Buena reseña, Nacho! Yo recién estoy entrando en las novelas de género. Cuando termine la que estoy leyendo y tenga un tiempito la reseño y la subo.

    ¡Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s