El lugar, Mario Levrero

***'
Levrero

“El lugar” (1969) es la segunda novela de la Trilogía Involuntaria. Ciertas similitudes con “La ciudad” permiten, tal vez con mayor eficacia, determinar también las diferencias. Hay un narrador anónimo que vive una aventura irreal (es un hombre que, luego de atravesar incontables apartamentos desconocidos y sobrevivir en ellos, luego de su aventura en la playa con Mabel, da con un grupo de hombres, una mujer y un niño, a los que más tarde abandonará; hasta encontrar al fin su “cotidianidad” tan anhelada); al igual que en la novela precedente, y la busca que éste lleva a cabo incesantemente evidencia un anhelo de volver a una cotidianidad que luego rechazará y tildará de extraña, así como su búsqueda hacia Ana supone una posterior indiferencia hacia ella. Por alguna razón, el mensaje de inconformidad del ser humano con el entorno que lo rodea y que le es imposible conocer, se hace demasiado evidente en “El lugar”, lo que provoca un interés menor en este catador que el inspirado por “La ciudad”. Esto lo vemos en el pasaje final de la novela, en el cual todo parece haber vuelto a la normalidad y él, en su melancolía por la añoranza de la rareza que fue su aventura, ya aplastado por la “cotidianidad”, comienza a escribir el relato y consigue descubrir, como una anagnórisis irrefutable, que “el extraño soy yo”.

Una historia que se iba desarrollando de maravilla flaquea un poco en el final, con esa reflexión existencialista que podría perfectamente haberse evadido, sin haberse dejado de sugerir. Sin embargo, el descubrimiento de este autor y de este tipo de novelas (no fantásticas, sino de un “realismo subjetivista”, como el propio Levrero argumentaría) me impulsa a pensar que esta es la literatura que me gusta leer y la que quisiera poder llegar a escribir.

Hacía ya unos cuantos días que la angustia trazaba en mí nuevos dibujos, con la impresión característica de los comienzos. Pero si su avance era lento y más lenta aún mi conciencia de ella, lo cierto es que avanzaba. A las experiencias vividas se sumaron los relatos escuchados, ampliándose las dimensiones de este lugar a límites increíbles, que empezaba a sospechar infinitos; al mismo tiempo, lo que yo llamaba mi vida cotidiana, es decir todo aquel pasado que finalizaba en aquella pared gris de la esquina frente al kiosco, se había disuelto junto a la imagen de Ana, formaba un mundo pequeño y lejano y ahora, comprobé con asombro, mi vida cotidiana era ésta, en un lugar desconocido, rodeado de extraños.

Calificación: Bueno (por momentos muy buena; declina al final).

De “Trilogía involuntaria” (volumen triple), Editorial DeBolsillo, 1ra edición, Barcelona, 2008.
ISBN: 978-84-8346-797-8

Anuncios

3 comentarios en “El lugar, Mario Levrero

  1. ****

    (Y una sugerencia práctica para todos aquellos docentes de Literatura deseosos de hacer entrar en la lectura a esos estudiantes que se rehúsan a leer aduciendo que nada los motiva… Probar con este libro. En mi caso, un 97% de efectividad. Eso sí, ¡¡les van a comer el coco con las preguntas una vez que lo devuelvan!! Pero ahí ya empieza la lectura)

    Gran abrazo.

    1. ¡¡¡Yo pensé lo mismo!!! Sobre todo con “La ciudad” que tiene menos de filosófica, es decir, es más directa. Ahora estoy con “París”, ya habrá noticias en Catadores sobre la última parte de la trilogía.

      Abrazo Dam, y gracias por comentar y por la foto de Levrero joven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s