No habrá más penas ni olvido, Osvaldo Soriano

Soriano
***

El título proviene de aquel célebre tango de Carlos Gardel, “Mi Buenos Aires querido”, y ya los primeros versos de la canción en el epígrafe de la primera parte son un modo de anunciar el deseo por definir los rasgos de la argentinidad durante el segundo gobierno de Perón; un deseo que, al margen de las circunstancias históricas específicas del libro, todavía se siente reinante en el imaginario colectivo de la otra orilla.
Una simple línea de diálogo introduce intempestivamente el problema, como si un disparo resonara en los ojos del lector apenas abierto el libro: Ignacio Fuentes, delegado municipal de Colonia Vela, un pequeño pueblo de provincia, es acusado de ser un “infiltrado”; término que acuñó el mismísimo Perón para designar a muchos viejos peronistas proclives al comunismo. Pero Fuentes no es de arriar con las riendas, y pronto se hace de algunos aliados para dar batalla y no permitir semejante injusticia. Aunque nunca se sepa la razón o el origen de estos rumores, el antagonismo de Fuentes y Suprino, el normalizador, queda instalado en cuestión de minutos y a partir de allí la novela se precipita en una concatenación creciente de disparates, donde el diálogo y el humor pautan las variaciones del latido. Basta que un dedo empuje la primera ficha del dominó… Y se me ocurre que a la luz de esta maniobra que parece estructurar el relato en base a una noción de presente perpetuo e inusitado, habría que pensar en la influencia tutelar de Soriano sobre narradores coterráneos tan dispares como, por ejemplo, César Aira.
La segunda parte abandona un tanto ese tono paródico, y se propone demostrar cómo un enfrentamiento en apariencia absurdo e infundamentado deviene en una guerra y, por añadidura, en la sangre, la muerte, la traición y la ley del más fuerte. Aunque ambos bandos se declaren fieles seguidores de Perón, la idea de Soriano es demostrar precisamente el desmoronamiento del Peronismo; haciendo ostensible esa tirante coexistencia entre la facción de izquierda y la facción derechista del movimiento.
Se confirma, además, que Soriano no sólo era un maestro del humor, sino un gestor exquisito de atmósferas y personajes. A través de circunstancias paralelas al enfrentamiento central entre Fuentes y Suprino, logra fácilmente ese clima de caos y alternancia que hace a toda revolución; y quizá también le sea absolutamente fiel a aquella idea de que toda revolución, lejos de obedecer al movimiento de una masa, es consecuencia del magnetismo y caudillaje de unos pocos.
Personajes como Cerviño, el aviador que riega la calle con estiércol, el Sargento García o el mismo Ignacio Fuentes, son tratados con tanta humanidad y ternura que dejan una huella imborrable.
Decía Aldous Huxley que la caricatura y la parodia son, ante todo, las formas más punzantes y agudas de la crítica. Tenía razón.

-Tenés infiltrados –dijo el comisario.
-¿Infiltrados? Acá sólo trabaja Mateo y hace veinticuatro años que está en la delegación.
-Está infiltrado. Te digo, Ignacio, echalo porque va a haber lío.
-¿Quién va hacer lío? Yo soy el delegado y vos me conocés bien. ¿Quién va a joder?
-El normalizador.
-¿Quién?
-Suprino. Volvió de Tandil y trae la orden.
-Suprino es amigo, qué joder. Hace un mes que le vendí la camioneta y todavía me debe plata.
-Viene a normalizar.
-Normalizar qué. Estás leyendo muchos diarios vos.
-El Mateo es marxista comunista.
-¿Quién te metió eso en la cabeza? Mateo fue a la escuela con nosotros.

Calificación: Bueno.
Editorial: Sudamericana, Buenos Aires, 1993.
ISBN: 950-07-0409-9

Anuncios

2 comentarios en “No habrá más penas ni olvido, Osvaldo Soriano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s