Scars, Warren Ellis, Jacen Burrows

****

“Escribí esta historia pensando lo peor que me podía pasar en el mundo: perder a mi hija” comenta el guionista de esta novela gráfica, Warren Ellis, en uno de los tantos textos (propios, de escritores amigos, el editor) que acompañan los seis capítulos de esta historia. Y hay que reconocerle a Ellis (para aquellos que lo desconozcan, uno de los más prestigiosos y laureados guionistas de la escena de la historieta estadounidense actual, acompañado por nombres como Brian Azzarello, Greg Rucka y Grant Morrison) que logra trasmitir con insana contundencia ese “peor” que quiere trasmitir. Scars es una historia jodida, de personajes desencantados, acabados, a los que mueve únicamente su deseo de venganza. No venganza contra nada puntual, sino contra todo lo malo que les ha pasado, contra esa ciudad de mierda en la que viven, que parece alimentar monstruos como el que origina la historia.

Ellis
Burrows

El detective de homicidios John Cain y su compañero investigan el horrible asesinato y violación de una niña de 9 años. El crimen es presentado sin tapujos o estridencias. El arte de Burrows (un dibujante muy sólido, que si bien no se destaca especialmente, entrega páginas y páginas de contundente narrativa visual) es suficiente como para que la violencia y horror de lo acontecido se nos grabe en las retinas. El crimen provoca que Cain se obsesione. Viene de una tragedia personal y en realidad debería estar de licencia siquiátrica y no trabajando. Pero parece ser el único lo suficientemente interesado en lo que ocurre como para hacer lo que se necesita para atrapar a este monstruo, ante la burocracia de los demás policías o el aparato escolar. Incluso empezar a perderse en esa zona gris donde lo correcto y lo ético no son nada claros.

La historia de Ellis no es que se destaque por original. Policía obsesionado + tragedia de su pasado + situación que se va de mambo lo hemos visto mucho y muchas veces (en cine sobre todo, me viene a la mente Se7en), pero es su eficacia a la hora de narrar, la simpleza de su violencia, lo descarnado de la situación, en suma la desesperanza que asola a los personajes, lo que termina volviendo a Scars una historia por encima de la media. Sobre todo porque trasmite la increíble injusticia que significa que le pase algo a un niño en este mundo de mierda. Justo ellos son los que todavía son inocentes, son felices, son la esperanza. En definitiva, se puede entender perfectamente al detective John Cain, si señor.

A modo de cita, una página, que esto es historieta. Que también.

Calificación: Muy bueno.
Editorial: Avatar Press, 2008.
ISBN: 978-1592910-51-9.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s