La isla de las tribus perdidas, Ignacio Padilla

Padilla
****

El conquistador Hernán Cortés da la orden de que se hagan hundir los barcos que trabajosamente sus soldados habían construido. Lo hace como señal de que la cosa va en serio, de que no hay vuelta atrás, de que allí había un punto sin retorno posible, como mensaje para los incrédulos en la importancia de la empresa que estaban acometiendo. Cortés “quemó sus naves” (de ahí surge el dicho popular) y, según el último libro del escritor y ensayista mexicano Ignacio Padilla, La isla de las tribus perdidas (Debate, 2010), inició una serie de complejos traumas en las relaciones entre el mar y la América entonces “hispana y colonial” y hoy denominada genéricamente como “latina e independiente”.

Padilla argumenta en 200 páginas, a través de cinco capítulos-bitácoras y un epílogo, que la relación entre lo marino y lo americano ya arrancó torcido desde el propio nacimiento del continente como punto extremo de Occidente.

América Latina y el mar crecieron juntos pero contrapuestos. Este inmenso territorio acabó de nacer con la violenta fusión de grandes navegantes en decadencia y comunidades prehispánicas aferradas a la tierra firme, desavenidas por el agua. El parto americano fue apurado por europeos que se perdieron, naufragaron entre sargazos y desmantelaron sus naves, belicosos conquistadores que se llevaron en barcos a sus cautivos para devolver después a otros no menos felices.

El autor le reclama a las ciencias sociales lo poco que ha avanzado en el estudio de este tema y la pasa un tirón de orejas. “Durante años, historiadores, antropólogos y sociólogos se han dado de bruces contra ese muro de agua, y al cabo han optado por no penetrarlo”, dice. Como por el lado científico no encuentra demasiado material, Padilla busca fuentes en lo literario. Pero allí se sorprende de que tampoco abunden los casos, y a los escritores que han acometido la odisea de papel de escribir sobre el mar, los mueve una especie de designio trágico.

Quizá el mayor mérito que tiene La isla…, cuyo subtítulo es “La incógnita del mar latinoamericano”, sea el repaso de ejemplos literarios que a pesar de sus distancias temporales y contextuales una en una amplia pero parecida dirección simbólica. Desde los diarios de Indias, con el naufragio de Álvar Núñez Cabeza de Vaca como piedra de toque, hasta el famoso Relato de un náufrago, de Gabriel García Márquez, pasando por historias de derrota como El astillero, de Juan Carlos Onetti, o experimentos trágicos y casi de ciencia ficción como La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares, o Maqroll, el gaviero de Álvaro Mutis, Padilla intenta buscar una veta unificadora a escritores y obras que tienen siglos de diferencia pero que, por un lado, están trenzadas en la larga tradición literaria del idioma español y, por otro, poseen ese carácter traumático y trágico hacia lo marino.

Salvo el idioma (y basta tener un mínimo de oído para captar las hermosas diferencias), los elementos culturales que definen lo “latinoamericano” son vagos y a menudo teñidos de prejuicios y simplismos. A pesar de esto, Padilla logra dar en el blanco con varias conclusiones firmes y constatables, desde el Río Bravo a Tierra del Fuego, desde los mojados que intentan llegar a la tierra prometida y ese canal interoceánico que movió a tantos a explorar estas lejanas parcelas del mundo. El mundo anglosajón tiene otra relación con lo marino. Padilla compara, no somete a juicio.

“Nuestros relatos reales o imaginarios son la constatación de la enigmática negativa de un pueblo a congraciarse con las aguas que le bañan y le alimentan”, arguye el autor. En una mirada más semiótica, queda flotando la idea de que quizá el problema provenga del agua como elemento primigenio.

A final del ensayo, al empapado lector le quedan un par de certezas, pero por sobre todo le genera unas ganas terribles de encontrar una playa innominada donde a través de una zambullida busque el signo de esa incógnita continental.

Calificación: Muy bueno.
Premio Debate-Casa de América.
Editorial: Debate, 2010.
ISBN: 978-84-8306-915-8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s