Los amigos soviéticos, Juan Terranova

Terranova
***

El porteñísimo narrador de esta novela cuenta detalles y circunstancias de su relación con Volodia, un inmigrante ruso que vive con su madre en un desvencijado apartamento del barrio bonaerense de Congreso. Estamos en el año 2008. Los terratenientes argentinos cortan rutas en protesta por las retenciones a las exportaciones de soja y vuelcan leche en la tierra mientras el gobierno organiza contramarchas. El narrador es un treintañero peronista, ex estudiante de Humanidades, divorciado y sin hijos, entre la pedantería, el letargo y el escepticismo, que pasa gran parte de su tiempo libre navegando en Internet. Su voraz curiosidad lo lleva a ir incansablemente de una página a otra (google, wikipedia, youtube, blogs). El motor de su curiosidad es, a su vez, una poderosa rusofilia. Y así es que la novela se construye, mediante las charlas que mantiene con Volodia, que frecuentemente sirven de disparador para búsquedas en la web que amplían la historia de los personajes rusos, emblemas tan diversos de la esencia soviética como Yuri Gagarin, Mijaíl Bulgákov, Iván Bunin y Yevgeni Khaldei. La lista completa sería tan extensa que hasta podría incluir al agente Iván Danko, interpretado por Scharzenneger en la película norteamericana de fines de los 80, Red heat.

No pasa gran cosa. No es esta una novela de acción. Los movimientos cotidianos de Volodia, su otro amigo ruso, Serguei (cuidador de un estacionamiento), el narrador y la chica con la que sale, Mara, son bastante triviales; y la realidad “macro” que es el fondo contemporáneo (las olimpíadas en China, por ejemplo), sirven sólo como disparador y excusa para el encadenamiento de lo que en verdad parece importarle al narrador: comprender la esencia de “lo ruso” por acumulación. Hay que señalar que es una acumulación interesante y divertida. La ironía de Volodia provoca muchas sonrisas a lo largo de las páginas, y es su mirada de inmigrante la que enfrenta y contrasta la realidad argentina contemporánea con la Unión Soviética que él conoció y de la que tanto esfuerzo le costó salir. Las charlas de los amigos corren siempre sobre una capa de ideología aparentemente perimida, la dicotomía capitalismo-comunismo y la poderosa vocación de la URSS por el fracaso y su ensañamiento con las posibilidades de los individuos de brillar sobre lo colectivo (todos los que lo intentan, perecen, más o menos como aquel que se enfrenta al destino en los mitos griegos).

En conclusión, el collage intertextual que Terranova plantea, funciona. Queda claro, también, que su fuerte no es la imaginación, el cuidado del lenguaje o la creación de un estilo que exceda los límites de lo coloquial.

Una nota que no tiene nada que ver con la obra en sí, sino con la edición. ¿Notaron la costumbre de ciertas editoriales por agrandar desmesuradamente la tipografía de un texto para darle al volumen un grosor determinado? Esta edición de 202 páginas tiene tipografía tamaño 14. Entran siete palabras por línea y 28 líneas por página. Con tal de que el libro no nos quede escuálido, inflar, inflar, inflar…

Aquí, el link a la buena reseña de Beatriz Sarlo para Diario Perfil.

Volodia quiso saber por qué me interesaba tanto la Unión Soviética. Le respondí que era el experimento político que mejor mostraba el increíble poder de la Razón pero también marcaba sus límites.

Calificación: bueno.
Random House Mondadori, Bs.As., 2009.
ISBN: 978-987-658-029-8

Anuncios

Un comentario en “Los amigos soviéticos, Juan Terranova

  1. repito acá lo que postee en Facebook: comparto en líneas generales, pero me parece que apostar a un lenguaje coloquial no implica necesariamente descuidar el lenguaje, como parece sugerir el penúltimo párrafo de la reseña. Y en cuanto al rol de la imaginación en la obra de Juan Terranova, el que no sea un factor preponderante en esta novela no implica que lo mismo pueda decirse de otras de sus obras; la reseña parece hacer una generalización un poco aventurada en ese penúltimo párrafo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s