Imágenes en la maleta, Ferruccio Musitelli

***
Musitelli

Cualquiera que haya tratado a Fucho en persona habrá escuchado alguno de los relatos que compone esta prolija edición de Trilce. Dueño de una memoria prodigiosa y de un humor incomparable, el Musitelli narrador oral encuentra en este libro una perfecta contrapartida en el Musitelli escrito, que mantiene exacta su voz, el tono y logra sacar no pocas sonrisas del lector.

Los once relatos que componen este libro recorren múltiples historias, diversos momentos de la historia de nuestro país y el mundo, historias íntimas, personales, pero también cuentos de terceros y, en casi todos los casos, asociadas a la mayor profesión de Musitelli: el cine y la televisión. Es que la vida de Fucho está asociada indivisiblemente al registro en imágenes, y este registro está asociado a su vez a la realidad de cada día. Por tanto, en muchos de los relatos de este libro asistimos como espectadores de lujo a historias que han construido la memoria del país. Se recoge una sobre la muerte de Baltasar Brum; otra sobre las negociaciones del gobierno británico en la liberación del embajador Jackson, secuestrado por tupamaros, que puede perfectamente haber devenido en la fuga masiva de la cárcel de Punta Carretas, una historia pasa perfectamente por policial, con cadáveres desmembrados e incluso necrofilia.

La pluma de Musitelli registra también multitud de personajes históricos locales, a los que trató en persona (el pintor José Gurvich, de quien fue amigo personal, o la cocinera Doña Petrona, en la que termina siendo una de las anécdotas más divertidas recogidas en el volumen), pero no se trata de un catálogo de anécdotas históricas o una guía del quién es quién en el pasado nacional. La mirada, el punto de vista del narrador, es absolutamente personal y cercana. Musitelli cuenta anécdotas como siempre, como si estuviera en la sobremesa de una comida familiar y contara una vez más la vez que pescó un gigantesco tiburón, ante el asombro de los niños y la incredulidad de los grandes. Cuenta historias emotivas, cercanas, felices y de las otras. Cuenta historias de su vida.

Nacido en Pando, Canelones, en 1927, pero criado en Túnez desde los 2 años, la vida de Musitelli es realmente de película (o de libro). Con su familia vuelve a Uruguay en los albores de la Segunda Guerra Mundial (el regreso de su padre es en sí mismo una odisea), se conforma poco después en uno de los primeros en el país en rodar cine y abre su propio estudio, abordando esta disciplina de manera autodidacta. Telediarios como Uruguay al día (que es centro de muchas de las anécdotas del libro), Emelco y Noticias Uruguayas lo tuvieron como cinematografista. Asimismo (y esto da cuerpo a los relatos que ocurren fuera del país, como el estupendo “Un viaje en tren” que es casi un relato de espionaje) fue corresponsal para varias agencias de prensa y distintas instituciones. No le faltó tampoco trabajar en cine, siendo responsable de documentales como “También es primavera”, “Dogomar Martínez” y “La ciudad en la playa”, entre muchos otros.

En suma, “Imágenes en la maleta” es un libro extremadamente disfrutable, que logra arrancar la carcajada o la emoción en varias ocasiones, por su narración franca, llana y directa. Por su voz sincera y por lo vivido y logrado de aquello que cuenta. Por lograr transmitir relatos de una vida digna de ser contada.

-¿Puede pararme en la esquina?

El conductor del omnibús comprendió perfectamente lo que yo le pedía en un idioma extraño, pero el danés siguió manejando sin perturbarse y simulando no haber escuchado nada. Me resigné al mismo tiempo que veía la hora en el reloj del tablero del vehículo. El tren con destino a Paris partía de Copenhage a las 16.01 y ya casi era esa hora. Una señora advirtió la angustiada premura que tenía por descender y le dijo algo al conductor. Parecía explicarle y querer persuadirlo en su idioma, inutilmente, porque el conductor siguió su marcha hasta llegar al término del recorrido.

Apenas se abrió la puerta, salté al exterior.

“La puta que te parió” dije mientras iniciaba una carrera hacia el hotel en cuya recepción había dejado una pequeña maleta. Corrí como en la pista de atletismo del parque de los Aliados de Montevideo, cuando tenía doce años y había llegado tercero en la prueba final. Ahora tenía más de cuarenta.

(Del cuento “Un viaje en tren”)

Editorial: Trilce (Montevideo, Uruguay, 2012)

ISBN: 978 9974 32 591 3

Calificación: bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s