La balada de Halo Jones, Alan Moore, Ian Gibson

***

Pocos escritores de historietas pueden entrar en el ránking de los cinco mejores del mundo sin duda alguna. Alan Moore es uno de ellos (y cada cual conformará la lista con sus otros cuatro). El autor, nacido en Northampton, Inglaterra, en 1953, es responsable de una revolución cultural -como significó su Watchmen para el mundo de los superhéroes- pero no contento con esto, es guionista también de numerosas obras maestras («Swamp Thing», «V de Vendetta», «From Hell», «La Liga de Caballeros Extraordinarios», entre muchos otros) donde todas y cada una reformularon algún elemento de este lenguaje que configura el noveno arte.

Moore

En la cresta de la ola que significa su popularidad hoy día -gracias a que la gran mayoría de sus obras han recibido variopintas adaptaciones cinematográficas, a las que Moore desprecia a todas por igual y reniega de cada una de ellas- reeditar cualquier trabajo del británico es garantía comercial segura y esto viene a explicar sencillamente la edición que nos ocupa. “La balada de Halo Jones” es de los primeros trabajos del guionista, publicado originalmente en la revista 2000AD en 1984, poco antes de su salto a la industria estadounidense y su inmediato éxito. La protagonista, Halo Jones, es una habitante de la Tierra en el siglo 50 y a lo largo de 3 libros o capítulos (recogidos todos en un solo volumen en esta edición de Océano) la veremos en tres distintos ambientes. El Aro, el primero de ellos, es una construcción que orbita sobre Manhattan, destinada a las más bajas clases sociales. Allí, Moore se permite reflexionar sobre la sobrepoblación sí, pero también inventa elementos como a dónde deriva los grupos sociales, el consumo de drogas, la presencia alienígena. El segundo libro o capítulo encuentra a Halo en pleno viaje espacial y en una intriga a bordo de la nave -Clara Pandy- que la lleva a la Nebulosa Magallanes. Por último, el tercer libro (y por lejos el mejor del conjunto) la encuentra como soldado reclutada casi a la fuerza en distintas guerras por el universo, todas ellas contra colonos humanos de distintos planetas que luego se rebelaron contra la Tierra.

Gibson

“La balada de Halo Jones” es claramente un campo de pruebas para Moore y esto se deduce de lo sincopado de sus ideas y los bruscos cambios que propone no sólo a nivel narrativo, sino a nivel técnico o experimental (rotan los puntos de vista, los conceptos, en definitiva, las reglas de juego) y se permite -como suele hacerse en cualquier buena obra de ciencia ficción- criticar y reflexionar sobre aspectos de la actualidad (o mejor dicho, la actualidad británica de la segunda mitad de la década del 80) tales como la inmigración, las campañas militares, la sobrepoblación, el desempleo. Esta continua experimentación da como resultado un libro un tanto desparejo, ya que se nota cómo el escritor va rotando temas de su interés y tiene mayor efectividad en algunos momentos por sobre otros. Es en la tercera parte, la guerra, donde logra sus mayores aciertos y donde desarrolla además conceptos increíbles -como la guerra bajo densidades atmosféricas imposibles- que son aquellos que lo volverían un guionista legendario luego. Es curioso además el remate -o la falta del mismo- de la historia, que encuentra a Halo pronta a vivir nuevas aventuras que nunca se leyeron. Quizá el salto al éxito de su creador haya tenido que ver con ello.

En cuanto al apartado gráfico, corre de la mano del ya por aquel entonces experiente Ian Gibson, otro egresado de las revistas 2000AD, responsable de la co-creación de un personaje satírico bastante exitoso para ese momento como fue Robohunter. De Gibson, lo mejor que se puede decir es que es correcto. Cumple la gran mayoría de las veces -sin descollar nunca- y hay ocasiones donde falla miserablemente (hay veces que dibuja tres mujeres una junto a la otra y es imposible deducir cuál de las tres es Halo Jones). Cuando la cosa va más de dibujar naves o maquinaria, lo logra. Ayuda que la edición sea en blanco y negro y no haya que sufrir el espantoso color original (la 2000AD llegaba al Uruguay en ediciones baratas españolas que potenciaban ese horrible coloreado).

Unas palabras sobre la edición de Océano. Claramente se trata de una idea económica la que la impulsa y hasta parece que de apuro. Dejando de lado la horrible traducción que transforma el lunfardo inventado en algo completamente ilegible (algo similar a lo que ocurría con muchas ediciones de “La Naranja Mecánica”), la edición en sí es sorprendentemente descuidada. Contiene no menos de treinta errores de tipeo -encontrados en una lectura apenas si por encima- letras que faltan en palabras por doquier, personajes que cambian de nombre, entre otros. Carece además de cualquier prólogo o nota que ponga en perspectiva al posible desorientado lector. Es, en suma, una edición que no le hace justicia a la obra.

Página 3 del libro

Calificación: Bueno.
Título original: The ballad of Halo Jones (publicado originalmente en 1984, 1986 y 1987)
Traducción: Carlos López Ortiz.
Editorial: Océano-Ediciones Kraken (2011)

ISBN: 978-84-92534-39-5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s