Daisy Sisters, Henning Mankell

Mankell
****

Stieg Larsson se proyectó mundialmente -y póstumamente- gracias a “Los hombres que no amaban a las mujeres”, una novela con héroes, acción, computadoras y, como eje central, las relaciones abusivas hacia las mujeres. Queda claro, después de leer Daisy Sisters, que fue publicado en sueco en 1982, que el tema ya había recibido su enfoque. En este caso, al estilo Mankell, sin estridencias, sin rasgos exagerados, con una vocación realista.
El título se debe al nombre que se dan a sí mismas dos jóvenes que se habían hecho amigas por correspondencia y un día resuelven encontrarse en persona y salir a dar un paseo en bicicleta. La inocencia del paseo se ve quebrada por la presencia de unos guardias de frontera ávidos de sexo. El resultado es la violación de Elna, agravada por el embarazo subsiguiente. Lo que sigue es su periplo en busca de practicarse un aborto (justo cuando en Uruguay se ha discutido mucho sobre el asunto), cuya clandestinidad la lleva a más penurias de las que hubiera imaginado.

Casi no es necesario describir lo que ocurre. Ocurre. Elna es obligada a ponerse de rodillas; él está delante de ella resoplando y ella no puede hacer nada más… Termina enseguida, le dan náuseas, solo quiere vomitar. Pero de pronto la mujer vestida de gris se encuentra de nuevo en la habitación, y ahora le ordena que se quite la ropa de la parte inferior del cuerpo. La ayuda en silencio, sus manos son amables, tiene los ojos tristes, compasivos. Y asustados.

Gradualmente el libro va dejando de hablar de Elna para seguir a Eivor, su hija, que termina siendo la protagonista de la historia. La madre es la explicación de la hija, su antecedente. Y va tomando en el relato el lugar que puede tener una madre en la vida, desde la omnipresencia inicial hasta los contactos posteriores, más vestigiales, casi se diría restringida a los momentos definitorios como lo son un embarazo, el casamiento, la agonía, la muerte, el desempleo.
A Eivor tampoco le toca una buena mano de cartas. Se muda a otra ciudad, donde se emplea en una fábrica y se deja llevar por el torbellino de la vida, lo cual la hace desembocar en un hombre, que la embaraza autoritariamente en sendas ocasiones. Hay otras mudanzas y algún personaje pertinaz, que no deja de ser abusivo, lo cual salpica el cuesta arriba de la vida de una mujer que, poco calificada, se ve forzada a tomar trabajos feos en los que se enfrenta a un mundo masculino hostil.
La denuncia social es patente no solo en cuanto al rol oprimido de la mujer. También la sociedad sueca se ve cuestionada en su funcionamiento, especialmente en lo que refiere a sus industrias. Sin embargo, lo más destacable de la narrativa de Mankell es la capacidad para dar vida a unos personajes cuyas historias se hacen necesarias al lector, en el que se despiertan el interés y la empatía.

Eso es, exactamente, lo más difícil. La responsabilidad. No poder salir pitando como sea. Si se tiene un hijo, se tiene un hijo, es algo que va a sobrevivirnos. Es exactamente eso, la responsabilidad. Y es una carga, a pesar de que el niño es, de momento, solo una afirmación de Eivor, que le está mirando con los ojos llenos de rabia…
Hay dos cosas a tener en cuenta. Siente lástima de sí mismo y le gustaría preguntarle a ella qué prefiere que hagan. Pero le resulta difícil, no encuentra las palabras…
No dice nada. Que lo solucione ella. Si él hubiera sabido habría tenido cuidado…

Calificación: muy bueno
Título original: Daisy Sisters
Traducción del sueco: Francisca Jiménez Pozuelo
Tusquets, Barcelona, 2011
ISBN: 978-84-8383-346-9

Anuncios

5 comentarios en “Daisy Sisters, Henning Mankell

      1. Perdón, he puesto sobras…, que queda fatal, quería decir obras.
        Yo leí la última de Wallander y una de las africanas, pero me ha llamado a atención esta novela de hace 30 años…, habrá que leerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s