Hay alguien más, Camilo Baráibar

Baráibar
Baráibar
***
***

¿Hasta qué punto el hecho de sugerir, de insinuar, de coquetear con algo que no se concreta no es más hiriente, más desesperante o más terrorífico que un acto consumado? Esa es la cuestión en la que se centra un film como “Sleeping Beauty” (2011) de Julia Leigh. La protagonista, Lucy, una estudiante que necesita dinero para pagarse los estudios, decide vender su cuerpo en una misteriosa casa a la que asisten clientes muy ricos. Lo curioso es que la dueña del lugar tiene una regla de oro a la que todos los asistentes se atienen: no podrá haber penetración vaginal. Lucy, todos los fines de semana, se bebe un té que la mantiene inconsciente en la cama de una habitación lujosa y los hombres que pagan por ella deben ser creativos para disfrutarla toda la noche sin penetrarla. El alcance de la sabiduría popular en cuanto a pornografía no permite que nuestra imaginación se nuble ante la prohibición de la dueña del negocio. Hay muchas cosas que le pueden hacer, pensamos al instante. Algunas (como que la quemen con un cigarrillo) nos van acercando al límite de lo morboso, ya alejados de experiencias sexuales parafílicas. Hasta que el final de la película nos produce el último escalofrío: un cliente depresivo, ya entrado en años, se bebe el mismo té que ella (aún bajo advertencia de la dueña) y decide acostarse con Lucy para morir allí, junto a una mujer joven y hermosa. ¿Conclusión de todo esto? Que lo más terrible que podía pasar dentro del cuarto era algo que estaba fuera de todas las expectativas. Nada. Morir sin que pase nada.
Camilo Baráibar en “Hay alguien más”, su última publicación, nos introduce a un mundo inquietante: el de la infidelidad de pareja. Ese terreno escabroso donde, muchas veces, la sugerencia, el coqueteo, la insinuación, el “tal vez”, hieren más, molestan más, nos dan más miedo, que el propio y mero acto de engañar.
Los tres cuentos que integran el conjunto, “Nadie”, “Solo” y “Nosotros”, (escritos en 2005, 2006 y 2010 respectivamente), parecen representar dos cosas.
En primer lugar, en un plano paratextual, si tomáramos el título del libro como una pregunta (¿Hay alguien más?), la yuxtaposición de los títulos de los cuentos (Nadie. Solo nosotros) conformaría su respuesta.
En segundo lugar, dicha respuesta no sería la típica evasiva del adúltero: sería la confesión sincera de que no ha habido adulterio más que en la mente. La infidelidad a la que los tres cuentos aluden es a la sospecha siempre presente, el paso previo al infierno tan temido, con que toda pareja atormenta, alguna vez, sus días.

Ayer cociné pasta y quedó riquísima. Ahora que lo pienso me doy cuenta de que yo estaba muy feliz y ella comía en silencio. Algo tenía entre dientes. Me levanté a llevar los platos a la pileta y ella, que volvía de apagar la televisión, me abrazó. Susurró algo así como “tengo tanto para decirte”. Yo la abracé más fuerte y le empecé a preguntar y preguntar, como si quisiera pegarle hasta machucarla con los signos de interrogación.
Me habló de él. De su moto, del paro de transporte. Del paseo inesperado por la ciudad. La cerveza. La marihuana. La obligué a contarme detalles demasiado íntimos, detalles que ella nunca debió acceder a contar, detalles que al ser dichos empujaron gotas de vergüenza salada por los ojos.
No hubo siquiera un beso. No se animaron a hacer nada. Se respetaron como monjas. Pero entender lo que pasaba entre sus piernas, vichar desde el cielo sus sonrisas y miraditas, me hizo sentir héroe de una tragedia griega.

De “Nosotros”.

Calificación: bueno.
Editorial: Trópico Sur, Maldonado, 2013.
ISBN: 978-9974-8386-8-0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s