Telegraph Avenue, Michael Chabon

*****
*****
Chabon
Chabon

Empecemos por lo básico: Michael Chabon escribe muy bien. Uno de los autores contemporáneos más importantes, tanto de habla inglesa como internacionalmente, cada nueva publicación de su autoría despierta inmediata atención sobre todo si uno se encuentra entre los afortunados que leyeron esa novelaza que es “Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay”- ganadora del premio Pulitzer en el año 2001- o la estupenda ucronía policial “El sindicato de policía Yiddish” (ambas se encuentran con bastante facilidad en el mercado uruguayo y desde ya recomiendo su adquisición y lectura).

No se puede decir que “Telegraph Avenue” sea su novela más ambiciosa, pero sí que está a la altura de “Las asombrosas…”, lo que ya es mucho decir. Pero al contrario de “Las asombrosas…” dónde la propia historia de lo que se contaba- la historia de la creación de un personajes de historietas, El Escapista, correlativo a Superman y Batman, y la historia de sus creadores, los Kavalier y Clay del título, por espacio de varias décadas- era pieza fundamental de la novela, “Telegraph Avenue” es antes que nada una novela de personajes.

Hay un sexteto, nada menos, protagonista. Archy Stallings y Nat Jaffe, músicos, amigos y dueños de una tienda de venta de discos de segunda mano, que ven amenazada su fuente laboral con la apertura de una importante cadena de venta de discos. Gwen Shanks y Aviva Roth-Jaffe, esposas de los dos anteriores, socias entre sí en un servicio de parteras “new-age” que se ve amenazado por un parto que no sale del todo bien. Julie Jaffe, hijo adolescente de Nat y Aviva, quien vive un despertar sexual y de identidad, con todo lo que eso conlleva, ante la llegada de otro adolescente, el tejano Titus Joyner, quien a su vez estará relacionado con los otros personajes de maneras que no adelantaremos.

No son sólo ellos, claro, los personajes de este extenso relato, sino que al menos hay una decena y media más, que tendrán mayor o menor incidencia. Y el gran talento de Chabon en “Telegraph Avenue” es destinarles a todos y cada uno, especialmente a los seis principales, una construidísima personalidad, cargada- que no sobrecargada- de detalles, rasgos distintivos que los vuelven personas creíbles, estupendamente bien desarrolladas y que casi nos hace parecer que se trata de gente real a quien uno podría conocer de viajar a ese territorio no del todo especificado entre Berkeley y Oakland, en la soleada California.

Sin dudas, una de las novelas del año. De lectura obligadamente lenta, por lo denso de su argumento, desarrollo, deja un inolvidable sabor de boca. Uno practicamente escucha los discos que escuchan los personajes, mira las películas que ellos ven y disfruta de las historietas que ellos leen (como de costumbre, Chabon puebla de referencias populares su novela y uno no puede dejar de sonreír ante menciones como “devoró el contenido de la bandeja con la misma hambre de Galactus”). “Telegraph Avenue” es además una estupenda puerta de entrada a la literatura de Chabon, para descubrirlo como el imperdible autor que es.

Mientras examinaba el estuche del DVD, la postura se le ensanchó y la espalda se le puso recta. La rabia avistó tierra y viajó hacia el interior. Se estaba alimentando de sí misma, le dio la impresión a Titus, que era alguien instruido en los repertorios de la rabia. A continuación revolvió entre los demás estuches de DVD que había desperdigados por toda la mesa. Tarantino tenía razón: Night Man era lo mejor de la filmografía de Stallings, una película de atraco a un banco, con policías y ladrones, no demasiado cutre, con partitura de Charles Stepney y fotografía de Richard Kline, que también había hecho la fotografía de Soylent Green y alguna que otra película chula de la época, como por ejemplo una de la serie de El planeta de los simios. Barata, dura y desigual, dejó clara y proclamó para siempre la verdad del estado de gracia física de Luther Stallings en 1975, la belleza de sus anchas aletas nasales, la forma granujienta en que sonreía, la arquitectura fatal de sus manos.
Calificación: excelente.
Traducción: Javier Calvo.
Literatura Random House (2013)
ISBN 9788439726746

Anuncios

Un comentario en “Telegraph Avenue, Michael Chabon

  1. Como siempre sus comentarios despiertan mis apetencias por leer mas y mejor de lo surge en materia de libros.Gracias, lo tendré en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s