El verificador, Donald Antrim

Antrim
Antrim
****
****

La acción de El verificador transcurre a lo largo de una cena en un local de pancakes donde se ha reunido un grupo de psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas y afines. Entre ellos existe toda una imbricada serie de relaciones personales de diversa naturaleza. Uno de ellos es Tom, el narrador de esta novela que, de hecho, es la alucinatoria experiencia psicótica que el propio Tom sufre a raíz de un suceso mínimo: Tom está a punto de comenzar una guerra de comida cuando es detenido y contenido por un colega suyo, Richard Bernhardt. Entonces se produce la disociación de Tom, una especie de viaje astral hacia el techo del local de pancakes, desde donde asiste al cuadro total de la reunión y desde nosotros asistimos, con él, a un auto-análisis demencial de su intimidad psíquica. Todo en la novela tiene un aspecto claramente simbólico. De este modo, por momentos Tom representa al puer aeternus, el arquetipo del hombre que se resiste a madurar, para luego acercarse más a la noción del trickster (el bufón desobediente, tramposo, que subvierte las reglas), y al final ninguno de estos arquetipos alcanza para resumir a Tom, sino que sirven sólo como explicaciones parciales de su totalidad. Tom es un hombre que posee las herramientas teóricas necesarias para una exploración cabal de la “naturaleza humana”, y lo intenta todo el tiempo, su discurso está atravesado de incisos analíticos, explicativ os, presuntamente aclaratorios, pero que muy rápidamente demuestran ser insuficientes y generadores de una confusión todavía mayor, y es más, de un distanciamiento casi imposible de salvar entre el yo y la experiencia. De hecho, el viaje astral de Tom, el acceso psicótico con claros visos de despersonalización y desrealidad, se presenta como el resultado tangible de su continua actividad de hiper-interpretación. Llegado al punto dramático en que se encuentra Tom, la posibilidad de regresar a un estado previo se demuestra imposible, no hay forma de desandar el camino que lo ha llevado a convertirse en un verificador, y ¿qué es un verificador sino alguien que vive la experiencia de segunda mano? Un ser que existe en una instancia posterior al presente, que se asoma al presente sólo después de que éste ha transcurrido, y que encontes lo escruta, lo comprueba, lo exprime en busca de la verdad. Pero esa verdad termina por no ser, de ningún modo, la verdad, sino una construcción surgida del escrutinio y la comprobación. Tom es, entonces, un hombre que llega tarde a sí mismo, que sufre un delay producido por la mediación que le imponen sus enormes capacidades adquiridas de observación e interpretación. Sería interesante pensar en qué está diciendo Antrim con esta novela acerca de cierta parte de nuestra cultura, la parte que nos ha empujado a convertirnos en los escrutadores de nuestra existencia, que nos ha convencido de que la forma más adecuada de vivir nuestras vidas es entenderlas: entenderlas para dirigirlas, entenderlas para controlarlas, para erradicar de ellas el miedo, la angustia, la tristeza, el dolor… Bien, en la suposición de que tal cosa sea posible: ¿cuál es el costo? Quizá esa sea la cuestión que Antrim explora en esta novela .

Mi matrimonio atraviesa dificultades. El problema es que no sé cómo ser hombre. Tengo la edad apropiada para serlo, pero ¿basta con tener cierta edad para ser un hombre? ¡Y Jane tiene que soportar mis ridículas teorías sobre…, sobre cualquier cosa! ¿Por qué temo tanto a los niños? ¿Por qué no puedo hablar con mi esposa del hijo que podríamos tener? ¿Es porque quiero ser yo el niño? ¡Quiero serlo! ¿Por qué sigo creyendo que puedo ayudar a la gente? ¡Los no niños pueden ayudar a la gente! ¡Los niños no pueden ayudar a nadie! ¡Son ellos los que necesitan ayuda!

Calificación: muy bueno.
Título original: The verificationist (2000)
Traducción: Jordi Fibla.
Tusquets Editores, 2004, Barcelona
ISBN: 84-8310-277-3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s