La máquina del movimiento continuo, Fernando Foglino

Foglino
Foglino
***
***

Para disfrutar “La maquina del movimiento continuo” de Fernando Foglino es imprescindible saber apreciar una estética de la diversidad: es un libro de cuentos (¿son realmente cuentos?) hecho con textos de diferentes épocas, temáticas y propuestas narrativas. No puede decirse que haya, por ende, una columna vertebral. Al menos, no una sola. En todo caso, podemos comprender este libro como uno de los tantos “Frankenstein” que se estructuran con fragmentos y logran una aparente unidad, sin lograr esconder definitivamente las cicatrices y las costuras. La narrativa fragmentaria, desde Polleri y Ferreiro, hasta Foglino y Clavijo Forcade, al parecer, viene teniendo cabida para retratar literariamente las percepciones también fragmentarias que tenemos de la realidad en esta época de “flahes” informativos.

Es importante señalar también, como plantea Ramiro Sanchiz en su reseña del 2013 (año en que fue publicado el libro), que Foglino es poeta, y que su interés (y esta es una de las posibles columnas vertebrales del libro) está mucho más cercano al trabajo con las palabras en el sentido retórico y eufónico, que a la idea clásica de la narrativa según la cual las palabras deben “desaparecer” al servicio del “engatusamiento” (como la llama Levrero en sus conversaciones con Pablo Silva Olazábal) en el cual te introduce la historia misma, en sí, separada del discurso que la refiere. El ideal narrativo tradicional sería narrar para olvidar la narración y “estar dentro” de la historia. Y, en definitiva, esta es la intención tradicional de todas las artes que narran (literatura, cine, teatro).

Sin embargo, las vanguardias existieron y propusieron toda una revisión del arte. Entre las propuestas estéticas más influyentes del siglo XX está el llamado “extrañamiento”, que Bertolt Brecht impuso con talento en el teatro y Godard llevó a interesantes experimentos en el terreno del séptimo arte.

“La máquina del movimiento continuo”, en definitiva, es un experimento literario en el cual el extrañamiento es el motor y principal leit-motiv. Así se explica por qué los cuentos de este libro, en lugar de capítulos continuados en una historia lineal, se estructuran por segmentos en los cuales tenemos la “acción” o “historia”, donde aparentemente se narra lo sustancial de la anécdota, y la “edición” o “reacción”, donde la voz narrativa se detiene y se “extraña” del proceso inercial de narrar la historia, para corregirse a sí misma, en aparente diálogo con todo un equipo cinematográfico, donde unos se encargan del sonido, otros de las luces, y así entre todos construyen la “película” en la que este libro aspira a convertirse. Si Foglino buscó hacer una “película literaria”, si tal cosa fuera posible, este fue un buen intento.

Además, son evidentes las referencias explícitas o tácitas al cine, entre las cuales podemos percibir: “Soñadores” de Bertolucci, un videoclub, Cindy Crawford encontrada por casualidad en un ómnibus, la sospechosa similitud entre el cuento “Dios, Pedro, el vino y la rama” –tal vez el mejor del volumen– y la película de Fernando Trueba “El artista y la modelo”.

Hay dos cuentos (“Dios, Pedro, el vino y la rama” y “Hebe (reciclar: volver a ciclar)”) que, curiosamente, tratan el mismo tópico (el artista ejerciendo su oficio sobre el material de trabajo hasta convertirlo en obra de arte) y reflejan claramente el gran tópico del libro: el “meta-arte”, o la reflexión del artista sobre su propia producción.

Resumiendo: un interesante experimento en el contexto de la narrativa uruguaya de los últimos años.

Ahí va, perfecto. Dejá sonando las risas y andá subiendo el volumen que enganchamos con el boliche. Poné la marchita, Tun ciqui tun chi tun chiqui tun chi Tun ciqui tun chi tun chiqui tun chi… Pimba, ahí.

(del cuento “Michelle”)

Calificación: bueno.

Estuario editora, Montevideo, 2013.

ISBN: 978-9974-699-49-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s