Prohibido pensar, Sandino Núñez

Núñez
Núñez
****
****

Prohibido pensar fue un programa semanal de televisión emitido por Canal 5 (TNU) entre 2009 y 2010, resultado del entusiasmo de Leo Lagos y Diego Martino, quienes, luego de leer El miedo es el mensaje (Amuleto, 2007) pensaron que Sandino Núñez era la persona indicada para llevar adelante un espacio televisivo que aportara una mirada filosófica sobre diversos aspectos de la cultura de masas. Sandino Núñez fue el responsable de la redacción de cada uno de los 30 guiones que Lagos y Martino convirtieron luego en piezas audiovisuales (la mayoría de ellas, fácilmente ubicable en youtube). La decisión de HUM en 2010 de publicar la recopilación de esos guiones implica una nueva trasmutación para que lo que primero fue texto y luego fue televisión vuelva a la forma de un aparato textual capaz de funcionar en el modo libro.

Hay que decir que, hasta cierto punto, Sandino Núñez es un estupendo divulgador de su propio pensamiento. (Digo “hasta cierto punto” porque a veces puede volverse enredado y repetitivo, además de su muletilla: “en fin”). En los mejores momentos del libro consigue llegar a una claridad comunicativa inusual para la materia con la que trata, moviéndose con agilidad entre los ejemplos más populares (y aparentemente irrelevantes) de la publicidad, la televisión y el cine, para inmediatamente ponerlas al servicio de una mirada mucho más amplia y profunda de un estado de cosas. De algún modo, la mirada del filósofo viene a convertirse en una pasta que muestra la coherencia y los vínculos consecuentes entre elementos que se presentan a sí mismos ya no solo como independientes, sino como ingenuos, inocentes y carentes de ideología. Cuando se contrapone a San Agustín con el agente del FBI Fox Mulder o a Michael Jackson con Jesús, muchas cosas se revelan simplemente por cercanía, por lo que uno proyecta en el otro, pero alguien tiene que permitir que estos elementos, en apariencia pertenecientes a universos distintos, se rocen, se afecten, para producir sentido. Entrelazar, vincular, religar, esa parece ser la intención subyacente, la prédica mediante el ejemplo. El inmenso acierto del filósofo es presentar ciertas ideas y procesos de pensamiento de una forma que nos permite asistir a la aparición de un sentido que no estaba oculto, solamente estaba perdido en la confusión.

Lo que hacen los textos que forman Prohibido pensar es, precisamente, pensar sobre las condiciones de época que sistemáticamente impiden (o conspiran contra la aparición de) la política, el sujeto, el sentido, el lenguaje y la interpretación a la vez que favorecen la ritualización, los simulacros y el mundo como “performance hiperrealista”. El panorama es apocalíptico. La cultura contemporánea es grotesca, brutal y ciega. En el capítulo titulado “Sujetos & No Sujetos” aparece el artículo “Monstruos”, en el cual se establece una oposición entre dos clases de monstruos, por un lado, Alien, un ente letal sin psicología, es decir, sin piedad ni culpa, puro impulso asesino, pura eficacia mortal dirigida a un fin único; por otro, Frankenstein, Drácula, Robocop, “humanos, torcidos, enfermos, con demasiada psicología”. Para Sandino Núñez, la cultura contemporánea, la llamada “cultura de masas”, posee las características del Alien de Ridley Scott. No es difícil encontrar la relación. En el primer texto del libro, “La Utopía comunicativa”, del capítulo “Utopías”, aparece este fragmento:

Antiguamente, la expresión “transformar la sociedad en que vivimos” siempre remitía, aunque fuera vagamente, a ciertos conceptos revolucionarios clásicos (teoría, crítica, proyectos colectivos conscientes, voluntades reunidas y organizadas, etcétera). Pero la tecnocomunicación masiva sopla la furia de una especie de energía ciega de transformación o cambio, sin voluntad ni proyectos ni planes ni conciencia. Sin inteligencia. Se trata evidentemente de una enorme fuerza de transformación de la sociedad, no caben dudas, pero una fuerza brutal, desorganizada, que empuja como un camello ciego. Es el producto más logrado de la era del mercado desregulado y los intercambios horizontales.
El mercado es la consagración de los objetos como circulación pura, sin producción y sin uso. La comunicación es la consagración de los signos como pura circulación, sin sentido ni significado.

Como la tecnocomunicación masiva, Alien tampoco tiene voluntad, proyectos, planes, conciencia o inteligencia. Una directiva lineal empuja todas sus acciones: sobrevivir y reproducirse, es decir, durar, desarrollarse, prosperar. Es la directiva de un virus. Para conseguirla, el bicho es particularmente eficiente. Todos sus recursos están dirigidos a conseguirlo. Alien es la economía ante la retirada de la política; es la pura vida ante la ausencia del pensamiento. Libros como este proporcionan una oportunidad de pensar. No más que eso, pero tampoco menos.

Calificación: muy bueno.
Casa editorial HUM, Montevideo, 2010.
ISBN: 978-9974-687-53-0

Anuncios

Un comentario en “Prohibido pensar, Sandino Núñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s